Un blog de crítica de televisión

miércoles, 7 de marzo de 2007

RAZONES CULTURALES DE LA EXISTENCIA DE PATRICIA CONDE ( I )


Existe un tópico que dice que las mujeres no tenemos sentido del humor. Vaya por dios. ¿Será una cuestión cultural o genética?. Permítanme que me ponga en plan profesora de Estudios de Género de un campus norteamericano.

La risa siempre ha estado vedada a las mujeres. Durante siglos la hemos ocultado llevándonos las manos a la boca. La risa en la mujer debía ser discreta para no perder la compostura social ni caer en el ridículo. El humor, por lo menos en el ámbito de lo público, era cosa de los hombres. Después, el feminismo hizo dos cosas: un sector continuó robándonos la risa al seguir identificándola con la frivolidad. Y otro sector reaccionó impulsando un humor feminista, que nació con intención política y nos tuvo diez años escuchando el chiste de por qué las mujeres aparcamos mal el coche. Por fin, a mediados de los noventa llegó la autoparodia al humor femenino, lo que supuso una liberación en la comicidad de las mujeres y nacieron fenómenos editoriales y televisivos como Bridget Jones, Maitena o “Sexo en Nueva York”.
Año 2007, la ex miss Eva González gana “El Club de Flo” y la rpsg
[1] Patricia Conde es una de nuestras cómicas de cabecera. Qué chicas tan saladas. Humorcito del bueno. Conclusión: o bien llevamos años de retraso con respecto a los hombres en la práctica del humor o las mujeres tenemos menos gracia innata que un chiste de gangosos.

Con la excepción de Rosa María Sardá y su porte de cómica anglosajona, el humor femenino en televisión no sólo ha sido escaso sino también subdesarrollado. Lina Morgan ha sido nuestra Lucille Ball, y el “Un, dos, tres” nuestra factoría de cómicas, con La Bombi, las hermanas Hurtado y Beatriz Carvajal a la cabeza. Las Virtudes hacían sus bolos y Paz Padilla se ha hecho con el título oficial de graciosa familiar. ¿Dónde están las fans de los Monty Phyton, de Berlanga y Azcona, de Faemino y Cansado, de Martes y Trece, de La Hora Chanante, de cómics y de fanzines?.
Sabemos que el sentido del humor de hombres y mujeres es diferente. A las mujeres nunca les ha gustado Chiquito de la Calzada, sino reírse de sus maridos cuando andaban de puntillas y en calzoncillos aullando “¡gromenaueeeer!”. Pero tampoco nos merecemos series-sainete como las que nos colocaron el año pasado: “Con dos tacones” o “Ellas... y el sexo débil” eran odas al lexatín y al támpax que generarían misoginia en un marciano.
La realidad es que hay muy pocas humoristas y guionistas de programas de humor. Ánimo a Carmen Machi, Eva Hache, Yolanda Ramos y Anabel Alonso. No es que me parta con ellas, pero su humor no huele a hormonas.


[1] Rubia pedorra sin gracia, como diría Manel Comas.

5 comentarios:

Antía dijo...

pues yo contigo me río mucho... mañana a las 19 h da una conferencia David Bravo en el medialab, es un abogado que hablará de propiedad intelectualylos nuevos modos de producción, gestión y distribución del conocimiento. Sale a veces en Noche Sin Tregua, muy simpático. igual hasta te sirve pa un artículo... bico!

Galahan dijo...

Wenas!
No se ni como he llegado por aquí, pero mira, me ha interesado mucho el post de hoy. Y es que el tema de la comedia y las mujeres tiene mucha miga.

Yo estoy currando en el guión de El Club de Flo, curiosamente y ya que nombras a Eva González te diré que las 4 finalistas de la segunda edición, eran mujeres. ¡Y muy buenas con los monólogos!

Pero a parte del aspecto de "ejecución", el de "elaboración" (guión) está bastante desamparado en cuanto a parte femenina. En nuestro equipo somos mayoría de hombres y la verdad es que cuesta mucho encontrar mujeres-guionistas dedicadas a la comedia directamente (no pasa lo mismo en la ficción en general o la "dramedia"). ¿Por qué? No lo sé. Yo no creo en los aspectos genético-sexuales tampoco. Pienso, creo que igual que tú, que ha sido un terreno vedado y que aún no se han atrevido del todo a soltarse la melena tanto guionistas como productores al contratar.

¡A ver si cambia! Yo en los brainstormings para monólogos y demás echo de menos coñas desde "el otro lado" que a mi, personalmente, me sorprenden y agradan mucho.

Bueno, me ha salido un tocho espeso (es que es DEMASIADO pronto para mi :P) así que perdona.
Un saludo!

Yo te saqué del arroyo dijo...

Vaya, vaya, vaya... Así que tenemos a un monologuista entre nosotros...Galahan, un paso al frente: ¿de verdad te parecen graciosas Mayra Gómez Kemp, Raquel Revuelta y Terelu? O Vicki Martín Berrocal, la del año pasado? Agggggh ¿comparadas con qué o con quién?
Yo no creo que sean los productores quienes teman contratar a mujeres guionistas de comedia. A lo mejor es que no hay tantas... Igual que hay muchas ilustradoras de libros, pero muy pocas dibujantes de cómic...
Un saludo

Yo te saqué del arroyo dijo...

Por cierto, en unos días le meteré el colmillo a los programas de monólogos... Te espero por alusiones!

Galahan dijo...

Yep!

A ver, coincido en que no hay muchas guionistas de comedia. Lo que no acabo de entender es el por qué. Si es por cuestión sexual (que soy escéptico con estos temas) o si es por cuestión de negación histórica de esa capacidad (estoy harto de leer -y oír- a compañeros decir que las mujeres no tienen por regla general capacidad de comedia y por tanto tratarlas con reparos en estos trabajos). No sé...

En cuanto a si me parecen "graciosas" las que dices... A ver, los textos que tienen son los que son, a veces chistes buenos, a veces chistes malos (muchos, a mi pesar, pero es que hay cada monólogo...).

Evidentemente, como espectador, igual no se aprecia con la misma claridad pero se nota mucho quien es "gracioso/a" (que no es lo mismo que caer en gracia) y profesional por su capacidad a la hora de "salvar" un chiste. O sacarlo adelante. Hay chistes muy malos que, por ejemplo, Raquel Revuelta los ha convertido en buenos, o por lo menos, los ha hecho funcionar mil veces más que sobre el papel (o la cabeza). Y no sólo una vez. Raquel, por ejemplo, me ha parecido una de las mejores con diferencia.
Eva González, cuando quería, también.
Mayra era muy profesional. "Declamaba" como nadie, aunque claro, no todo es entonar, hay que darle vida. Y eso, no tenía.
Terelu, pues... en fin, podría hacerlo bien pero no se lo acabó de creer nunca (y de valoraciones como persona, paso :P)
Y Vicky no me gustaba, hacía monólogos entre enfadada y gritando y eso nunca me gustó.
A parte, tengo especial manía a los que "andalucean" al hacer comedia, pero bueno, aun así, había donde sacar en algunas y vamos, creo que los defendían con bastante profesionalidad. Eso sí, era lo que era y no creo que se puedan dedicar a esto en sus vidas (bueno, Eva si quisiera, sí).

Pero vamos, lo que quería decir es que sentido del humor, y graciosas, sí son. Pero claro, eran "intérpretes". A la hora de escribir, al parecer, ya es otra historia...

De hecho en el programa tenemos 4 "profesores" y sólo 1 es mujer. Y encima no es que sea precísamente una Reina de la comedia. Y no, no es machismo, es que las "humoristas" femeninas se cuentan con los dedos de una mano en este país. Ya ves!

Y por supuesto, espero ese post de Monólogos y aquí me tienes para cualquier duda, crítica o comentario, faltaría más! :P