TELECAVIAR

Un blog de crítica de televisión

sábado, 30 de mayo de 2009


Al hilo del post anterior, un amigo me ha mandado este cartel tan bonito

QUE VISCA



Ayer disfruté como una enana viendo la retransmisión por La 2 de la llegada del Barça al Camp Nou. Y se me ha ocurrido un nuevo formato televisivo. Propongo un canal temático dedicado sólo a festejos de triunfos deportivos. Desde la subida a Primera Regional del Mármoles Fernández a la victoria de un equipo universitario de ajedrez. En loop. Con sus llegadas al aeropuerto o a la plaza del pueblo, paseos en autobús, salidas al balcón del ayuntamiento, ofrendas a la Virgen y canción de Queen. Yo lo vería.

El programa tendría sus puntos de audiencia cuando las plantillas homenajeadas cogiesen el micrófono. Es el momento culminante, ese morbo por saber si la cagarán, si se meterán con el eterno rival, de calcular a quién quiere más la afición según la ovación que reciban, de notar quién se siente más de la casa o quién es un mercenario, quién es más tímido, quién está más borracho, quién es más gracioso, quién es más gañán, quién más elegante, quién.... Un escaparate para las conjeturas, las suposiciones y el vil cotilleo.

La celebración del Barça dió para todo eso y además me pareció emocionante. Incluyendo la épica de autoafirmación nacionalista que destilaba cada ¡Visca el Barça!, Visca Catalunya! que pronunciaron los factótums de la cantera. Ayer se hizo más por la identidad catalana que en varios lustros de programas de la Generalitat. Menos mal que Iniesta llegó con su exotismo manchego para renovar el pacto de las autonomías añadiendo el visca Fuentealbilla. Está claro que el Barça es “més que un club”. Puestos a hablar de símbolos políticos, Raúl coge el capote y se cierran los olés. Un olé por un visca. Y todos tan contentos.

(NOTA A LO LOCUTORES DEPORTIVOS DE A3. Por dios: ni Puyol es Puyi, ni Henry es Tití ni Iniesta es Andresito. Basta Ya).

domingo, 17 de mayo de 2009

QUERIDÍSIMOS CONVERSOS


La historia de las conversiones políticas es apasionante. No todo el mundo puede ser Juan Manuel de Prada, ideológicamente inmutable desde la guardería, así que hoy quiero recordar a los conversos políticos que pululan por nuestra televisión (y de paso me estreno en el sub-género bloguil de las listas).

Jorge Verstrynge. Uno de los políticos de mi niñez, tan joven, tan rubio, tan extranjero (en morenazo bigotón, me encantaba Gerardo Iglesias). Militante juvenil de la extrema derecha francesa y Secretario General durante diez años de aquella gloriosa y desacomplejada Alianza Popular. Hoy se declara marxista y Hugo Chávez recomienda sus libros. Tras años apartado de los focos, el delfín de Fraga sale en La Noria.

Hermann Tertsch. La Hidra de Telemadrid da mucho miedito. Tertsch ha seguido el camino inverso de Verstriynge. Columnista estrella de El País, se pasó al ABC y ahora presenta el Diario de la noche de TeleEspe con una señora con cara de caballo. Con el bueno de Hermann se cumple al pie de la letra eso de que no hay mayor inquisidor que un converso. Radicalmente antitelegénico, un día se volará la cabeza en directo. O le estallará la úlcera.

Cristina Alberdi. Ex-ministra del PSOE ayer, cargo público de Esperanza Aguirre hoy. Alberdi es una asidua del Madrid Opina -o “Buruaga Opina”- de Telemadrid. Su giro a la derecha la ha convertido en una vieja amargada con ese cardado ahuecado que hace 30 años que no se pide en las peluquerías. ¿Dónde está su amiga Carmen Alborch cuando se la necesita?

Rosa Díez. Otra piedra en el zapato socialista y otra asidua del Buruaga Opina. Siempre la recordaremos por aquél look catastrófico de la fiesta de Vogue y por llevar en su nuevo partido a Álvaro “Motoacuática” Marichalar como cabeza de lista por Soria. Hacen falta muchos Pombos y Savateres para compensar eso, pero esta señora me cae bien.

Cristina Almeida. Durante años fue la cara simpática de IU. Ella nos enseñó ad nauseam qué es un tertuliano y su tándem con Hermida casi nos mata. Pero en los planes quinquenales de Anguita -que más que malagueño parecía siberiano- no encajaban los monologuistas y se fue al PSOE, que son mucho más divertidos. Después de estar en todos los saraos, hoy se la ve poco.

Pilar Rahola. La equivalente de Almeida en versión independentista catalana. Antecesora de Carod -del que soy ultrafan desde su momento televisivo "yo me llamo Josep Lluis"- me pregunto si ERC no debiera revisar el carisma de sus líderes. Para resumir, Rahola es más cansina que Ramoncín y hoy tiene el mismo crédito político que una ministra de Berlusconi.

Miguel Boyer. O “El hombre que se equivocó de bando”, todo un western moderno. Aunque Boyer no es un personaje televisivo, no he podido evitar incluir en esta lista al ex ministro socialista de Economía y Hacienda, creador a su pesar del personaje Ruíz Mateos, posterior miembro de FAES y padrastro de Tamara, Julio José y Enrique. Mi converso preferido.


NOTA POSTERIOR:

¡Extra, Extra! Acabo de ver en Teletridente un vídeo revelador. O nuestro amigo Tertsch está borracho o ha cenado lexatines. A la presentadora de La Sexta la echaron por menos...


martes, 5 de mayo de 2009

TORBE. SÍ, SÍ TORBE

En mi círculo próximo, y les aseguro que no pertenezco a los Legionarios de Cristo, las tres o cuatro veces que he mencionado el nombre de Torbe he recibido la misma mirada de desconfianza o de reprobación. Comentar que visito su página equivale a confesar que por las noches me pongo las mallas y me dejo caer por el PK2's. O que me doy paseos por los baños de la estación de autobuses. Que todo podría ser, oigan, que el mito de Belle de Jour está muy vivo. Pero no es mi caso.

Que una mujer hable de porno sigue resultando incómodo, a no ser que lo vea con su pareja o que le mole Erika Lust. Si además pronuncia el nombre de la Bestia, comienzan a escucharse toses. Y es que Torbe es el rey del porno bizarro, un tipo gordo y feo que se ha convertido en actor y productor de cine X con la sensibilidad de su admirado Torrente. Un tipo que se folla a enanas, que publica rutas para puteros, que organiza bukakes, que para incrementar la repulsión fornica con unos dientes postizos con los que parece Gregorio, el “padre” de aquél brillante Gurruchaga de la tele de los 80. Pero es que además es el webmaster de putalocura.com, una de las páginas más visitadas de la red española.

Torbe es el Larry Flint de Internet para unos y un depravado al que hay que expulsar de la Wikipedia para otros.

Como showman televisivo empezó como un Mini-Yo de Santiago Segura, concursante anónimo en programas noventeros tan inolvidables como el “Uno para todas”. En poco tiempo consiguió colaborar en Crónicas Marcianas o entrar en la galería de personajes “marca Jesús Quintero” (que dicho así, suena a jamones o a vino de mesa). Su última aparición televisiva fue en “Sabías a lo que venías”, aquél programa que reivindicaba a frikis pura sangre en horas bajas como Cañita o Dantés (un revival al que se recurre de vez en cuando, como en la promo del difunto programa de Berto). El programa de Segura tenía una de las mejores secciones que se han hecho en nuestra televisión: la del Cómico Suicida (por cierto, ¿dónde está este tipo?, ¿se lo ha tragado la tierra?, ¿fue a Globomedia a decir “Hola, Yonkis de Milikito” y no sentó nada bien?).

Volviendo a Torbe, éste es un producto de Internet, en la tele no funciona. Tampoco encaja en la industria del porno patrio, donde parece que no tiene demasiados amigos.

En su historial hay episodios truculentos al más puro estilo Polanski, como cuando fue detenido por contratar a menores para sus películas: dos adolescentes deciden asisir a uno de sus cástings, pero la que al final se raja cuelga las fotos de su amiga en Internet y en el tablón de anuncios del Instituto. Una historia sacada de un capítulo de "Física o Química" -pa que luego digan- o de telefilme americano de teneegers malas.

Pero su polémica más divertida y delirante es la que mantiene con el ayuntamiento de Torrelavega, que hace años lo denunció por llamar feas -y colgar sus fotos, ojo- a las mujeres de esta bella localidad cántabra. Que lo denuncie la fea en cuestión, pero no el ayuntamiento, ¿o es que en Torrelavega tienen al alcalde de “Amanece que no es poco”?.

Torbe era un comiquero vasco -toda una tribu urbana- que ha roto el concepto de pornostar con su polla diminuta y su barriga cervecera y se ha convertido en uno de los empresarios de porno online más ricos de España. Un pajillero que ha sabido canalizar su talento y su moral (sea cual sea).

No conozco la relación que tiene este angelito con su familia, pero cuando vuestros padres se lamenten de la mala suerte que tienen con vosotros, siempre podéis decirles que se den con un canto en los dientes...

domingo, 5 de abril de 2009

¿QUIÉN MATÓ AL DIBUJO DE TIZA?

Estaba yo dispuesta a escribir un post sobre Águila Roja y el delirium tremens cuando me acordé de una cosa que me llenó de melancolía, un recuerdo más ochentero que el helicóptero de Tulipán que ha conseguido que me olvidara, momentáneamente, de Francis Lorenzo. Me refiero a los dibujos con tiza que hace años poblaban nuestras aceras reproduciendo los grandes cuadros de la historia del arte. Toda una infancia fascinada con estos señores que lo mismo te pintaban una Gioconda que una Última Cena en las condiciones artísticas más adversas.

He comido cientos de helados viendo cómo dibujaban. Me gustaban incluso más que los vendedores de robots de cocina que venían en las fiestas patronales a hacer demostraciones de utensilios pelatodo o limpiacristales mágicos (en los círculos que se formaban a su alrededor, yo era la típica niña que siempre se plantaba delante cual señora convencida).

Pero volviendo a los artistas de la tiza, recuerdo que muchos eran guiris y que había una gran especialización en dibujos de Vírgenes y Sagrados Corazones. Visto a día de hoy, ésto me inquieta un poco. Mis recuerdos son un poco borrosos: ¿quiénes hacían estos dibujos?, ¿eran hippis suecos, artistas salidos de Proyecto Hombre, trotamundos clásicos?, ¿estaban rodeados de niños rubios o tenían un brick de Don Simón guardado en la mochila? Necesito respuestas: ¿quiénes eran ellos?. Y sobre todo: ¿por qué ya no se hacen esos dibujos?. ¿El grafitti mató a la tiza?

Ahora hay un artista muy bueno que se llama Beever y que hace dibujos con tiza en 3D. Pero ya no es lo mismo...

martes, 24 de marzo de 2009

Teoría del Pensamiento Metrosexual I



Estos tres fulanos de la foto se hacen llamar “científicos de la seducción”. Sé que ante el poder de su imagen cualquier comentario es redundante, pero voy a extenderme un poco más. Tienen más jeta que horas de espejo.
El de la foto de abajo del clan de los Morritos se llama Mario Luna y es el gurú de una empresa llamada Sex Code que se dedica a estudiar y a enseñar científicamente cómo tener éxito con las mujeres. Ayer lo entrevistó Buenafuente por el lanzamiento de su segundo libro, “SEXCRACK”. Llevaba más lápiz de ojos que Ramsés II, las cejas más depiladas que Concha Piquer y tres tallas menos de una ropa que emitía brillos cegadores. A pesar de estos detalles estéticos sin importancia, el invitado se presentó como un maestro de la seducción, el hombre que ha desencriptado el pensamiento femenino y está dispuesto a enseñárselo a sus congéneres. Un Casanova hecho a sí mismo gracias al estudio científico de las leyes de la conquista. La buena noticia es que para follar tanto como él sólo hay que leer sus libros, asistir a sus talleres y comprar sus audios.

Su discurso me fascinó, una mezcla de telepredicador, presentador de teletienda y monitor de aerobic con lenguaje de 4º de Psicología (al Tom Cruise de “Magnolia” casi le dan el Óscar por mucho menos). Por supuesto, tecleé rápidamente su página web, www.seduccioncientifica.com, un largo monólogo de la Paramount en el que pretenden dar cobertura científica a todas sus teorías sobre cómo clavar un clavo los fines de semana. Se habla de maestros, enseñanzas, paradigmas, metodologías y técnicas como si fuesen una centenaria escuela de pensamiento. Entre las nuevas categorías creadas hay sesudos conceptos como “chulifresco” (deberían contactar con los L-Khan). Si Ramón y Cajal levantase la cabeza...

La cuestión de fondo es que tipos como él son el cáncer de cualquier barra, un peligro de la noche superior a carteristas y a camareros bordes. Entre otras cosas, por el rechinar de dientes que te provocan sus frases untuosas con sonrisilla de galán (yo encima tengo bruxismo, así que no me lo puedo permitir). Prefiero que te aborden con un clásico “¿Vives por aquí?” a la recomendación de nuestro experto: “Hola, ¿crees que estás preparada para aceptar el cumplido de un desconocido, que no lo es tanto?” (atención a la entonación grimosa que hay que poner tras esa coma). Del impacto se te puede caer la copa.
Lo bueno es que en las ciudades grandes funciona muy bien la segregación hostelera y no solemos frecuentar los mismo sitios, pero en pueblos y provincias te los comes todos. Que no digo que no tengan su público, ojo, que entre los concursantes de “Mujeres y Hombres y Viceversa” los libros de Mario Luna deben ser como la Biblia.

A lo largo de la entrevista que le hizo Buenafuente, me dió la saludable sensación de que planeaba un cierto aire de vacile que el presentador no podía evitar, y que culminó cuando la niña de Shrek le regaló un capullo. He pensado que si a Víctor Ullate Roche hay que llevarlo ante Garzón, al tal Mario Luna habría que llevarlo directamente al Tribunal de La Haya.
Yo, como el Tío de la Vara.

domingo, 22 de marzo de 2009

DETENGAN A ESTE HOMBRE

Que alguien lo haga rápido, porque acaba de sacar un disco y un videoclip que son para llevarlo esposado ante la Audiencia Nacional. Víctor Ullate Jr, el Director de la Escuela de Fama: ¡A Bailar!, el hombre que vendió a Zeppelin el apellido de su padre para darle al programa un barniz de seriedad, anda por ahí cantando versiones pop de El Rey León y grabando videoclips bochornosos con los concursantes de la escuela. El vídeo es pa verlo: http://www.youtube.com/watch?v=F1wpsnWhf3U

Otro miembro más del club de "Famosos con Disco”, una categoría que tiene muy mala prensa pero que ha dado joyas del género como el mítico "Toda" de Jesulín o el “Irresistible” de Estefanía de Mónaco, la Princesa Choni. Lo que ocurre es que Víctor Ullate, un tipo con aspecto de dibujo animado, va muy corto de carisma. En el programa de Cuatro carece de la más mínima telegenia y locuacidad, incapaz de no tartajear lo que le dictan por el pinganillo, se le ve incómodo, inseguro, eclipsado por el resto de profesores. ¿Por qué ahora también debemos sufrir su carrera musical?

Al hilo de este terrible suceso ya es hora de hablar de “Fama: ¡A Bailar!”, un programa que me fascina desde su primera edición. No se veían tantos calentadores y camisetas de asas desde los tiempos de UPA Dance. Y yo reconozco que, amparándome en la soledad de mis sobremesas, he llegado a practicar el movimiento bum bum, pasos de las coreografías y posturas del diccionario. Quien esté libre de pecado...

Los verdaderos protagonistas de Fama son los profesores. Afortunadamente este año me hacen pasar menos vergüenza -Ullate incluído- porque han mejorado su nivel de expresión verbal cuando hacen de jurado. Pero hay una cosa que ya no puedo soportar más: su obsesiva repetición de la palabra “chicos” cada vez que se dirigen a los concursantes. Es oírlo y regurjitar las patatas fritas.

Mi preferida es Marbelis. La cubana es una superviviente de los peores ballets televisivos, una tía que ha bailado en la Compañía de Alicia Alonso pero que en España ha tenido que hacer de bailarina maciza. En este programa cumple a la perfección su papel de exigente profesora de lírico, transmite bastante sinceridad y es, con mucha diferencia, la que mejor se expresa de todos, que ya es bastante.

Lola y su clásico esterotipo de jefa de estudios, dura y tierna a la vez, es como una imitación hecha con la boina de la mítica Lidia Grant de la serie de televisión. Pero no cae mal.Y en cuanto a Pau, la profesora de jazz fusión, es una pan-sin-sal que por lo menos no molesta.

En el lado oscuro está Rafa, su intensidad y sus gorgoritos operísticos con los que este año pretende crear otra marca de personaje como la de “amazing” y “energy”. O Sergio, el negro hip hopero, un cansino. Con todo su flow y su rollo callejero el año pasado también se sacó un disquito como cantante que ni Ella Baila Sola. Qué manía tiene el personal con sacar discos. Álex, el concursante del año pasado que en esta edición es el “Apoyo de los Concursantes”, es fatal. Dice cosas como "Fama: ¡A Flipar!" y no para de hacer muecas acercándose a la cámara, como si estuviese grabando un vídeo de skaters o no supiese que ya existe el “zoom”.

Si pasamos al tema concursantes, me declaro fan de un tierno murciano troglodítico que se hace llamar Ginés. También del caballón de la Yure, que cuando busca su lado femenino sólo puede transformarse en Arantxa Sánchez Vicario. Me hace gracia ver cuán trozo de madera puede ser un b-boy: Omar y Eric, a la calle. Sobre todo Omar, un pringoso Flanders del Amor cuando intenta camelarse a Marisa, que ahora está con el rumano, un tío que abre menos la boca cuando habla que Aznar o que Jose Luis Moreno en su gloriosa etapa de ventrílocuo.

Y todo esto aderezado con extrañas y descoordinadas entradillas de Paula Vázquez, una de las mujeres que peor se peinan y se visten de la tele. En conclusión: ver Fama: ¡A Bailar! después de comer es un planazo.