Un blog de crítica de televisión

martes, 5 de mayo de 2009

TORBE. SÍ, SÍ TORBE

En mi círculo próximo, y les aseguro que no pertenezco a los Legionarios de Cristo, las tres o cuatro veces que he mencionado el nombre de Torbe he recibido la misma mirada de desconfianza o de reprobación. Comentar que visito su página equivale a confesar que por las noches me pongo las mallas y me dejo caer por el PK2's. O que me doy paseos por los baños de la estación de autobuses. Que todo podría ser, oigan, que el mito de Belle de Jour está muy vivo. Pero no es mi caso.

Que una mujer hable de porno sigue resultando incómodo, a no ser que lo vea con su pareja o que le mole Erika Lust. Si además pronuncia el nombre de la Bestia, comienzan a escucharse toses. Y es que Torbe es el rey del porno bizarro, un tipo gordo y feo que se ha convertido en actor y productor de cine X con la sensibilidad de su admirado Torrente. Un tipo que se folla a enanas, que publica rutas para puteros, que organiza bukakes, que para incrementar la repulsión fornica con unos dientes postizos con los que parece Gregorio, el “padre” de aquél brillante Gurruchaga de la tele de los 80. Pero es que además es el webmaster de putalocura.com, una de las páginas más visitadas de la red española.

Torbe es el Larry Flint de Internet para unos y un depravado al que hay que expulsar de la Wikipedia para otros.

Como showman televisivo empezó como un Mini-Yo de Santiago Segura, concursante anónimo en programas noventeros tan inolvidables como el “Uno para todas”. En poco tiempo consiguió colaborar en Crónicas Marcianas o entrar en la galería de personajes “marca Jesús Quintero” (que dicho así, suena a jamones o a vino de mesa). Su última aparición televisiva fue en “Sabías a lo que venías”, aquél programa que reivindicaba a frikis pura sangre en horas bajas como Cañita o Dantés (un revival al que se recurre de vez en cuando, como en la promo del difunto programa de Berto). El programa de Segura tenía una de las mejores secciones que se han hecho en nuestra televisión: la del Cómico Suicida (por cierto, ¿dónde está este tipo?, ¿se lo ha tragado la tierra?, ¿fue a Globomedia a decir “Hola, Yonkis de Milikito” y no sentó nada bien?).

Volviendo a Torbe, éste es un producto de Internet, en la tele no funciona. Tampoco encaja en la industria del porno patrio, donde parece que no tiene demasiados amigos.

En su historial hay episodios truculentos al más puro estilo Polanski, como cuando fue detenido por contratar a menores para sus películas: dos adolescentes deciden asisir a uno de sus cástings, pero la que al final se raja cuelga las fotos de su amiga en Internet y en el tablón de anuncios del Instituto. Una historia sacada de un capítulo de "Física o Química" -pa que luego digan- o de telefilme americano de teneegers malas.

Pero su polémica más divertida y delirante es la que mantiene con el ayuntamiento de Torrelavega, que hace años lo denunció por llamar feas -y colgar sus fotos, ojo- a las mujeres de esta bella localidad cántabra. Que lo denuncie la fea en cuestión, pero no el ayuntamiento, ¿o es que en Torrelavega tienen al alcalde de “Amanece que no es poco”?.

Torbe era un comiquero vasco -toda una tribu urbana- que ha roto el concepto de pornostar con su polla diminuta y su barriga cervecera y se ha convertido en uno de los empresarios de porno online más ricos de España. Un pajillero que ha sabido canalizar su talento y su moral (sea cual sea).

No conozco la relación que tiene este angelito con su familia, pero cuando vuestros padres se lamenten de la mala suerte que tienen con vosotros, siempre podéis decirles que se den con un canto en los dientes...

3 comentarios:

djflow dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
djflow dijo...

¡Síiiiiii! ¡Que vuelva el cómico suicida! Grande, grande y grande.

Yo te saqué del arroyo dijo...

El Bolo Suicida era lo más, lo he vuelto a ver en you tube y se te ponen los pelos de punta